Los cinco elementos que marcarán la vuelta del verano, bajo la lupa del profesorado de la UPF-BSM

Aeropuerto

Las vacaciones son momento para desconectar, pero también para hacer balance del curso académico que termina y plantearse los retos ante el que empezará en septiembre. Los efectos de la pandemia y la invasión de Ucrania por parte de Rusia han supuesto un cóctel difícil de afrontar para muchos sectores económicos en los primeros meses de 2022. Este verano se plantea como un paréntesis entre un primer semestre en el que la crisis empieza a hacer estragos y una recta final de año en el que, si no hay cambios, sus efectos se multiplicarán.

Todas estas cuestiones han sido analizadas por el profesorado de la UPF Barcelona School of Management (UPF-BSM) en sus artículos semanales y, en este momento de parón, nos ofrecen su visión para ayudarnos a reflexionar: ¿Qué mundo nos encontraremos al volver de vacaciones? ¿Cómo serán los meses que nos esperan hasta 2023?

Los efectos de la pandemia y la invasión de Ucrania han supuesto un cóctel difícil de afrontar para muchos sectores económicos. El profesorado de la UPF-BSM nos ayuda a reflexionar sobre ello

Economía: una tormenta perfecta para la inflación

La inflación es y será la gran preocupación de este 2022, como apunta Xavier Brun, Director del Máster Universitario en Finanzas y Banca.“Tendremos unos meses complicados, pero espero que sea solo durante unos meses”, matiza.  La actual crisis arranca en otoño de 2021, cuando los precios empiezan a subir: “Era inflación buena, porque el mundo no tenía suficiente demanda por toda la oferta que no se había consumido por la pandemia”. Esa situación cambia con la invasión de Ucrania, que corta o limita el acceso a materias primeras y crea lo que Brun describe como “el compuesto perfecto para que la inflación salga disparada”: más demanda y menos oferta. La solución pasa por equipararlas, y hasta ahora los bancos centrales se han centrado en la demanda. Para la oferta, receta Brun, habrá que "buscar alternativas a los productos que escasean para reducir la inflación. El proceso no es rápido y veremos, al menos durante unos meses, como los precios siguen altos.   

Logística: las cadenas de suministros, resignadas a la incertidumbre

Las cadenas de suministros que han sostenido el modelo económico de los últimos años están en tensión y la pandemia y la guerra de Ucrania han empeorado la situación, como señala Oriol Montanyà, Director del Observatorio de Sostenibilidad y del Postgrado Total en Supply Chain Management. “Tenemos un modelo comercial con tres puntos débiles especialmente relevantes: la fragilidad del engranaje logístico mundial, la excesiva dependencia de algunas materias primas y el impacto económico de los vaivenes energéticos”, analiza. ¿Qué pasará en un futuro? La respuesta es incierta, y como ejemplo, Montanyà subraya la decisión de Amazon de frenar la construcción de cuatro nuevas plataformas logísticas en España. Y no es la única que toma medidas ante los meses que se avecinan: “En esta situación de incertidumbre prolongada, muchas empresas están apostando por rediseñar sus cadenas de suministro, dotándolas de elementos de resiliencia, como la sostenibilidad, la proximidad, y la colaboración". 

"Para reducir la inflación, hay que equiparar oferta y demanda. Hasta ahora los bancos centrales se han centrado en la demanda, pero para la oferta hay que buscar alternativas a los productos que escasean"

Transporte: un verano de caos en los aeropuertos

El precio de la energía, y en particular del petróleo, está teniendo un gran impacto en toda la cadena de  producción económica, especialmente en el transporte. Para las aerolíneas, la inflación se suma a una situación que ya de por sí era complicada. Lo explica Andrei Boar, profesor del departamento Académico de Finanzas, Contabilidad y Control: “Ha sido un inicio de año incierto al no poder calibrar la demanda durante los doce meses”.  Esa falta de previsión y los efectos de la pandemia causan los problemas que vemos ahora. “El verano ha provocado una vuelta a la plena capacidad de viajeros, pero con una oferta de vuelos y trabajadores que se había ajustado y no se ha vuelto ampliar”. El coste del petróleo dificulta que las empresas recuperen todo lo perdido por la covid, y amenaza con un verano que será de caos en los aeropuertos. “No hay personal disponible para la demanda actual y se cancelarán miles de vuelos. Los que salgan, lo harán con retraso y problemas en la cadena de operaciones”, apostilla Boar.

Recursos humanos: la salud mental laboral ya es una prioridad para las empresas

La pandemia ha puesto la salud mental en la mesa de las empresas. “Según un estudio de Infojobs, la razón número 1 citada por trabajadores que han renunciado o piensan renunciar su trabajo en 2022, es la salud mental laboral”, recuerda Nia Plamenova, profesora del Máster en Dirección y Gestión de Personas en las Organizaciones. Hay mayor conciencia en la sociedad y ya no hay estigma en hablar de ansiedad, depresión, estrés y burnout en el lugar de trabajo.  “Cuidar a la salud mental de los trabajadores se está convirtiendo en un requisito fundamental para las empresas que quieren atraer talento de alta calidad, y se empieza a ver como un pilar de la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa”, celebra Plamenova, que prevé dos tendencias crecientes. “Por un lado, la mejora de la detección de problemas de salud mental y el apoyo profesional a los trabajadores para solucionarlos. Por otro lado, las políticas laborales flexibles que benefician la salud mental se ampliarán”.

"La razón número 1 citada por trabajadores que han renunciado o piensan renunciar a su trabajo en 2022 es la salud mental laboral. Cuidar de ella se está convirtiendo en un requisito fundamental para las empresas"

Tecnología: el metaverso, una realidad que puede cambiar el mundo

“El primer trimestre de 2022 ha supuesto el despertar y el reconocimiento de esta nueva realidad: el metaverso”, anuncia Luz Parrondo, Directora del Postgrado en Blockchain y otras tecnologías DLT, que rememora su origen y analiza hasta qué punto puede llegar su evolución. El término metaverso, “acuñado en 1992 por Neal Stephenson en su novela de ciencia ficción 'Snow Crash', ha dado el salto de la ciencia ficción a la realidad gracias a la tecnología Web3 construida sobre blockchain y realidad virtual”. ¿Cuál será su futuro? “Pasa por replicar la realidad en internet.  Replicar personas, espacios y activos, transferibles a través de economías abiertas y descentralizadas, sin límites ni interrupciones de una sola comunidad o empresa”, prevé Parrondo, que cree que el metaverso dará nuevos espacios a la interacción empresarial y social. “Estamos a punto de redefinir las fronteras entre industrias tradicionales para empezar a calcular lo imposible”.