La UPF Barcelona School of Management, reconocida como "escuela transformadora" según el Positive Impact Rating 2022

PIR
  • El PIR posiciona a la UPF-BSM entre las instituciones de educación superior a nivel mundial que muestran una cultura enfocada al impacto positivo de la sociedad

  • El resultado se ha anunciado en el marco del United Nations PRME Global Forum 2022 for Responsible Management Education

 

La UPF Barcelona School of Management (UPF-BSM) ha sido reconocida por segundo año consecutivo como "escuela transformadora", una de las categorías que otorga el Positive Impact Rating (PIR). El resultado se ha anunciado en el marco del United Nations PRME Global Forum 2022 for Responsible Management Education, y posiciona a la escuela entre las instituciones de educación superior a nivel mundial que muestran una "cultura enfocada al impacto positivo en la sociedad, integrada en su modelo de gobernanza, sus sistemas y su propia cultura, con resultados visibles en varias dimensiones de alto impacto". 

El Positive Impact Rating (PIR) es la clasificación internacional de referencia para evaluar el impacto social de las principales escuelas de negocio del mundo a partir de la valoración que hacen sus propios estudiantes. Así, el rating busca contribuir, como palanca de cambio, a la transformación del mercado de educación superior y de las propias escuelas de negocios gracias a la voz de sus principales protagonistas: los alumnos y las alumnas.

Promover la transformación social y el bienestar global

En el caso de la UPF-BSM, el impacto social evaluado se articula a través de iniciativas académicas e institucionales articuladas como centros internacionales de excelencia en investigación. Es el caso de la Cátedra Agbar de Estudios Internacionales en Comunicación Institucional para el Desarrollo y Crecimiento Sostenible, la Cátedra Internacional en Finanzas Sostenibles con Triodos Bank, la Cátedra Vivienda Digna y Sostenible con la Fundación Metropolitan House o la Cátedra Mercadona de Economía Circular, que buscan aportar el conocimiento necesario para transformar sus respectivos ámbitos de actuación desde la sostenibilidad. También el Observatorio de Sostenibilidad, que se dedica al estudio, la reflexión y la transferencia de conocimiento en el campo de la sostenibilidad del sector empresarial. 

Además, dentro de su compromiso con la transformación de la sociedad a través de sus estudiantes, la escuela incluye en su portfolio programas como el Master of Science in Sustainability Management, que ofrece las claves para poner la sostenibilidad en el eje de toda estrategia empresarial o institucional.

Todo esto cobra sentido dentro del proyecto Bienestar Planetario de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), que tiene como objetivo principal contribuir al conocimiento y la comprensión del conjunto de problemas complejos, interrelacionados y sistémicos que afronta el bienestar humano, animal y del planeta, como ecosistema global, y a la identificación de soluciones integradoras, innovadoras e interdisiciplinarias.  

La UPF-BSM tiene como misión promover la transformación social y el bienestar global. La sostenibilidad ya está en nuestro ADN 

El Director General de la UPF Barcelona School of Management, José M. Martínez-Sierra, ha valorado de manera muy positiva los resultados, que suponen un hito más en el proceso de transformación en el que está inmersa la escuela tras ser reconocida con las acreditaciones AMBA y EQUIS. "El reconocimiento de Positive Impact Rating nos ayuda a seguir impulsando la misión que nos hemos marcado como institución, la de preparar a líderes capaces de gestionar empresas, instituciones y proyectos que promuevan la innovación, la transformación social y el bienestar global. Podemos afirmar que la sostenibilidad ya está en nuestro ADN, y por ello este reconocimiento es un paso más en nuestro camino para convertirnos en una World Class School of Management", ha expresado. 

Según Vanessa Alves, alumna del Postgrado en Coaching de la UPF-BSM y coordinadora de los y las estudiantes que participaron en la evaluación, "estamos inmersos en un periodo de cambios importantes en todos los estratos de la sociedad, que generan una mayor conciencia social, económica y ecológica en todos nosotros. En este sentido, las escuelas de negocios juegan un papel fundamental en la formación de los futuros líderes que tengan en cuenta la sostenibilidad en su toma de decisiones". "Herramientas como el PIR son fundamentales para evaluar a las escuelas de negocios desde el prisma del impacto positivo que son capaces de generar en la sociedad", ha manifestado Alves, que ha añadido: "Mi experiencia en la UPF-BSM ha sido en este sentido muy enriquecedora, ya que, como alumna, percibo que es una escuela que, con convencimiento, busca tener ese impacto real en la sociedad. Estoy orgullosa de ser una alumna de la institución". 

Positive Impact Rating y el rol de las Business School en la sociedad

En la tercera edición del Positive Impact Rating han participado estudiantes de escuelas de negocios de 21 países, ubicados en los cinco continentes, a través de una encuesta formada por 20 preguntas organizadas en siete dimensiones de impacto dentro de tres grandes áreas: Energizing (Governance and Culture); Educating (Programs, Learning Methods, Student Support); y Engaging (Institution as a role model, Public Engagement). 

El PIR fue creado por expertos de escuelas de negocios junto con ONG mundiales como WWF y Oxfam, además del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Asociaciones internacionales de estudiantes como Oikos, AIESEC o Net Impact también forman parte del PIR, que cuenta con el apoyo de VIVA Idea (Costa Rica), The Institute for Business Sustainability Foundation o Fehr Advice (ambas de Suiza). 

El Prof. Thomas Dyllick, fundador del PIR y miembro de su Supervisory Board, ha declarado: "mientras que los futuros estudiantes tienen en el PIR una fuente más para seleccionar en qué escuela de negocios quieren estudiar, las instituciones educativas lo utilizan para medir y comunicar su progreso en los procesos de transformación que estén acometiendo. Por tanto, la voz de los estudiantes se ha convertido en una auténtica fuente de valor para la sociedad".