La Cátedra Mercadona de Economía Circular de la UPF-BSM celebra una jornada en la que academia, empresa y administración comparten su visión para concienciar a la sociedad de la importancia de la correcta gestión de recursos y residuos

Carolina Luis
Carolina Luis, Directora de la Cátedra Mercadona de Economía Circular

La Cátedra Mercadona de Economía Circular de la UPF Barcelona School of Management (UPF-BSM) ha celebrado este martes la jornada "Economía circular, sector agroalimentario y distribución: tendencias de futuro, innovación y desafíos", en la que tanto el sector académico como el mundo empresarial, así como representantes de la sociedad, se han emplazado a trabajar para concienciar a la sociedad de la importancia de la correcta gestión de recursos y residuos. "No podemos plantear la economía circular como un deber, sino como un cambio ilusionante", ha manifestado Alba Cabañas, socia-directora de SustainThinking y moderadora de las sesiones. 

La jornada, que ha contado con la presencia y participación del Director General de la UPF-BSM, José M. Martínez-Sierra, de la Directora General de Economía Circular de Mercadona, Margarita Muñoz, y de la Directora de la Cátedra, Carolina Luis Bassa, han servido para corroborar que las empresas están comprometidas con la causa, que la academia debe ayudar a "aterrizar" -en palabras de Muñoz- la teoría en economía circular y que el consumidor y la innovación tecnológica desempeñan un papel clave en la consecución de los objetivos. 

No podemos plantear la economía circular como un deber, sino como un cambio ilusionante

"No hay nada mejor que tener una estrategia alineada con los dos objetivos principales del nuevo Plan Marshall de la Unión Europea (UE): la digitalización y la sostenibilidad", ha subrayado Martínez-Sierra, en relación con la Cátedra Mercadona de Economía Circular. En este sentido, Luis Bassa ha recordado que una de las finalidades de la unión entre Mercadona y la UPF-BSM es la "generación y transmisión de conocimiento". "Queremos ser el puente de los diferentes actores presentados en los temas de economía circular", ha añadido. 

Por su parte, Muñoz ha admitido que "el cambio de modelo productivo y de consumo" derivado de la creciente conciencia medioambiental es un tema que "preocupa y ocupa" a Mercadona y que, siendo uno de los vectores más importantes de la UE, debe ser "tomado en serio por las empresas". "Es un reto enorme, necesitamos muchísima más I+D+I y necesitamos tanto al mundo académico como al consumidor", ha sentenciado. 

Innovación tecnológica, clave para dar el salto

"Hay que empoderar al consumidor para que busque productos sostenibles", ha asegurado María Rincón, líder del equipo de Economía Circular de la Dirección General de Medio Ambiente en la Comisión Europea y ponente principal de la jornada. Para ello, la representante comunitaria ha explicado que la UE es una de las "regiones con legislaciones más ambiciosas en materia de residuos" y que el valor del sistema europeo reside en "la aplicación de tecnologías innovadoras".

Precisamente, este último punto ha sido uno de los más reclamados por parte de los representantes empresariales que han participado en las sesiones. "Lo que se mira cuando vas a una tienda es la cantidad de envases que ves, pero el envase en sí no es malo", ha reflexionado Antonio Romero, Director de Economía Circular de Mercadona, que ha continuado "lo malo es no saber o no poder gestionarlos correctamente, y uno de los escollos principales es la falta de tecnología para hacerlo". 

El envase en sí no es malo, lo malo es no saber o no poder gestionarlos correctamente

En este sentido, Pedro Ruiz, especialista en Sostenibilidad Ambiental de Nestlé, ha expuesto algunos de los proyectos que tienen en marcha, como por ejemplo "la caldera de biomasa de posos de café", en la fábrica de Girona, o el "plan piloto con agricultores con prácticas regenerativas para las papillas infantiles", en Valladolid. Todo ello, con el uso de tecnología. 

Sin embargo, tanto Romero como Ruiz han coincidido con Neus Moltó, responsable de Comunicación Corporativa de Logifruit, que el consumidor siempre quiere más. "Lo que falta es visibilidad: somos el backstage de la distribución", ha comentado Moltó, que ha reivindicado la necesidad de "hacer un esfuerzo comunicativo". "Hace falta mucha pedagogía", ha valorado Romero. 

Mesa redonda
Mesa redonda "Visión del sector agroalimentario y distribución", con la participación de Pedro Ruiz, de Nestlé; Antonio Romero, de Mercadona; y Neus Moltó, de Logifruit, y Alba Cabañas como moderadora

Ayudar a comprender la economía circular

"El consumidor sabe que con sus decisiones tiene un impacto dentro del proceso, pero no es consciente de las expectativas que tenemos puestas en ellos, de su responsabilidad", ha considerado Mons Badia, Presidenta del Col·legi d'Ambientòlegs de Catalunya y una de las ponentes de la sesión "El reflejo de la economía circular en la sociedad y el consumidor". Según Alfred Vara, Director de Prevención y Eficiencia de Residuos en la Agència Catalana de Residus, "la ciudadanía no es consciente de ello porque, probablemente, no son conscientes de lo que supone la circularidad y, por tanto, no conocen su rol".

Pese a que Badia, Vara y Oriol Roa, Director de la Unió de Consumidors de Catalunya, han compartido la sensación de que la sensibilidad por el medio ambiente y la sostenibilidad es creciente, la sobreinformación a la que se ve expuesta el consumidor dificulta su aplicación. "Hay que simplificar los mensajes", ha expuesto Roa, que junto a Badia han aseverado que la creatividad es "brutal" en este sector. "Si conectamos con la emoción del consumidor, podemos olvidarnos de la información", ha matizado el representante de la Agència Catalana de Residus. 

Hay miles de cargos directivos requeridos en sostenibilidad y miles de CEO forzados a actualizarse para entenderlo, ya que las empresas deberán adaptarse a una nueva forma de consumir

Y es que la percepción del rol del consumidor en el proceso de la economía circular ha sido uno de los retos principales a los que se ha enfrentado a la Cátedra Mercadona de Economía Circular en su segundo año, tal como ha admitido su directora. "En España, más del 50% de los envases plásticos se reciclan", ha ilustrado Luis Bassa, pero el problema se halla en la comprensión del término reciclaje. 

"La sociedad interpreta el reciclaje como el proceso hecho en casa al separar los residuos, mientras que desde un punto de vista institucional, este término hace referencia al proceso llevado a cabo en la planta de selección", ha desarrollado Alba Bala, investigadora de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático de ESCI-UPF y ponente de la última mesa. 

El Director de la Cátedra Escenarios de Futuro del Retail, Turismo y Servicios de la UPF-BSM, Josep-Francesc Valls, ha aseverado que el desconocimiento no solo se encuentra entre el consumidor, sino que "hay miles de CEO que se ven forzados a actualizarse para saber de qué va el tema". "Hay miles de cargos directivos requeridos en sostenibilidad, ya que las empresas deberán adaptarse a una nueva forma de consumir", ha concluido. 

Para el próximo año, tal como ha expuesto su directora, la Cátedra Mercadona de Economía Circular está documentando casos de buenas prácticas en materia de gestión de recursos y residuos para ayudar posteriormente al consumidor a reciclar correctamente en casa. Además, está trabajando en varios estudios, entre los cuales, uno sobre la reciclabilidad de las cápsulas de café. "La idea es llevar al lenguaje natural todo este ámbito para que llegue al consumidor", ha concluido Carolina Luis Bassa.