"Solo puedes cuidar las cosas que conoces y el mar es un gran desconocido"

"Los océanos aguantan, pero el rumbo que hemos tomado los humanos los llevan al fracaso". Esta es una de las conclusiones a las que han llegado los ponentes de la sesión "OceanLab: la aventura en los mares para salvar el planeta", organizada en la UPF Barcelona Schoof Management para la Semana del Medioambiente. Durante 90 minutos, el director del Observatorio de Sostenibilidad, Oriol Montanyà, ha guiado la conversación hacia el mar y su protección desde perspectivas tan distintas como la comunicación, la ciencia, el cine, la economía o la tecnología. 

"Solo podemos cuidar las cosas si las conocemos, y el mar es un gran desconocido", ha manifestado Laura Secorun, Project Manager de OceanLab, un proyecto que pretende poner el rédito mediático de la Vendée Globe –la regata de vuelta al mundo en solitario más popular– al servicio del planeta y abrir la iniciativa a personas que quieran hacer investigación a bordo. "La tarea de divulgación es clave", ha apuntado Secorun, que ha admitido que aunque la vela es un deporte "muy visual", todavía es "poco conocido". 

En el mar se ve muy claramente cuando la acción humana está cerca

Uno de los puntos más importantes de los que disponen en OceanLab es la figura de Dídac Costa, bombero, navegante y el primer regatista español en completar dos veces la Vendée Globe. "He vivido el mar de forma muy cercana desde que soy pequeño y he podido disfrutar de las sensaciones que te dan la vela y la navegación", ha explicado Costa. 

Sin embargo, ambos ponentes han reconocido que OceanLab es un "proyecto muy complejo". "Hay elementos externos que pueden hacerte abandonar la regata, no todo depende de ti", ha expuesto Costa, que ha defendido la importancia de "contar con un equipo detrás". "Son muchos días solo y la fatiga se acumula. No puedes delegar las tareas a nadie y eso se nota", ha añadido. 

Un proyecto extraordinario se hace día a día

"Este hombre se va muy lejos y en el Pacífico la cobertura no es extraordinaria", ha ironizado la Project Manager del proyecto en alusión a Costa, destacando la necesidad de ir "muy preparados" a partir de tres conceptos clave: 

  • Priorizar: hay muchas cosas que hay que hacer y todas deben hacerse al mismo tiempo. Hay que tener una visión del conjunto, pero ir paso a paso. 
  • Coordinar las expectativas: es importante encontrar sinergias con los partners para no remar en direcciones contrarias
  • Trabajar en equipo: la clave del éxito es la calidad humana y la capacidad de ilusión de los miembros del grupo

Todavía sobre management, Secorun ha reivindicado la relación fluida con los sponsors, ya que "cada empresa tiene unas necesidades distintas: desde el branding y el marketing puro o la comunicación y contenidos en redes hasta la involucración en proyectos beneficiosos para el medioambiente en clave de RSC". 

"Una de las cosas más satisfactorias ha sido abrir una ventana en un lugar tan salvaje e inhóspito", han coincidido los dos representantes de OceanLab. No obstante, también han expuesto que, incluso en los rincones más alejados del mundo, la contaminación llega a los mares.

Ponents OceanLab

La sensibilización, un aspecto clave

"En el mar se percibe muy claramente cuando hay acción humana cerca", ha lamentado Costa. "Aunque es cierto que, cuanto más te alejas, menos se ve, no podemos decir que los océanos estén limpios, ya que sufren la presencia de microplásticos", ha denunciado el capitán. 

De acuerdo con esta explicación, a nivel visual el "semáforo de los océanos está en rojo". Sin embargo, el ecólogo marino del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Miguel Ángel Mateo, ha lanzado un mensaje de optimismo: "Los océanos, como conjunto, no están en situación crítica", pero ha advertido que hay "zonas totalmente destruidas". 

Los océanos son la despensa de la humanidad, debemos aprender a explotarlos sin llevar sus ecosistemas al colapso

"Los océanos son la despensa de la humanidad, ya que hay en ellos recursos muy abundantes que se encuentran en un modo que el ser humano no ha aprendido a gestionar", ha analizado Mateo, que ha instado a "aprender a explotarlos sin llevar sus ecosistemas al colapso". ¿Cómo hacerlo? A través de la sensibilización. 

"El arte y el deporte son los dos motores más potentes para sensibilizar la población", ha insistido el científico, una idea a la que ha dado apoyo la cineasta, alumni UPF y alumna del Postgrado en Montaje Audiovisual de la UPF-BSM, Mònica Cambra. "Nuestra voluntad no es informar, sino emocionar, porque hablamos desde la verdad", ha concluido la cineasta, de quien se ha proyectado el corto Mareas Ocultas, ganador del DOCS Barcelona 2020.