'Las finanzas pueden ser un instrumento de impacto social positivo en la sociedad'

Ruth Fabregat Rapela y Paula Valero Martí realizaron el Master of Science in Finance & Banking de la UPF Barcelona School of Management y han sido galardonadas con uno de los premios al mejor TFM en Bienestar Planetario por How do ethical banks produce more stable returns than conventional banks? A comparative analysis based on the Balanced Scorecard metrics. El proyecto fue tutorizado por Oriol Amat, decano de la UPF Barcelona School of Management y se centra en la Banca Ética.

¿Por qué escogisteis el tema de la Banca Ética?  

Si le preguntamos a un número de personas qué ideas asocia a la palabra ‘’finanzas’’,  lo más probable es que mencionen conceptos como 'crisis financiera', 'bancos y fondos de inversión', o 'maximización de ingresos'. También hay que destacar que muchos estudiantes escogen este sector para desarrollar su carrera profesional con el principal objetivo de obtener un salario más alto que la media. Sin embargo, la combinación entre el impacto negativo de la crisis financiera y la creciente preocupación de la sociedad en temas como la educación, calentamiento climático, cultura etc.,  impulsó la Banca Ética como una alternativa e innovación social, alejándose de una mentalidad más tradicional. 

A pesar de haber empezado a dejar huella desde hace ya algunas décadas, por desgracia la Banca Ética es un tema aún minoritario en el ámbito de investigación y estudio. La gran mayoría de las carreras universitarias no incluyen en sus programas la sostenibilidad y responsabilidad social como temas fundamentales en el mundo de las finanzas. Después de llevar a cabo una investigación introductoria sobre la temática, nos dimos cuenta de lo interesante que parecía y del potencial que tenía. Por los anteriores motivos decidimos aportar nuestro grano de arena a la Banca Ética.

¿Qué impacto social creéis que podría tener este cambio de la Banca y las Finanzas? 
En primer lugar, el auge de la Banca Ética facilitará la estabilidad financiera, que a su vez conlleva a una economía más saludable. Por la naturaleza de este tipo de banca, las inversiones realizadas se basan puramente en la economía real (foco en la prosperidad a largo plazo) y se alejan de la economía especulativa (priorización de beneficios a corto plazo). En relación a este punto, la Banca Ética fomenta la alineación de intereses entre accionistas y otras partes interesadas (como la sociedad y el gobierno) en cuanto a la priorización de la prosperidad de la sociedad a largo plazo. En segundo lugar, este tipo de modelo bancario lidera el proceso de reacción y adaptación a los nuevos valores de nuestra sociedad, como son la preocupación por el medio ambiente, el saneamiento de la economía o la supervivencia cultural. Es muy probable que el segmento de clientes al que este tipo de banca abarca actualmente se incremente en un futuro cercano, debido al rápido cambio de mentalidad que la sociedad está experimentando y la necesidad de un cambio. 

¿De qué manera os planteáis vuestra trayectoria profesional ligada a la mejora del Bienestar Planetario? 
Paula: Mi interés en desarrollar mi carrera profesional en el sector de las finanzas pero, desde el punto de vista sostenible ya comenzó cuando estaba en el colegio. Empecé a darme cuenta del gran impacto económico que tienen los bancos como consecuencia de la crisis financiera y sobretodo la necesidad de cambiar el modus operandis de estas instituciones para el bienestar social y también, a nivel macro. Después de un año de prácticas en un banco en Londres en el equipo de infraestructura y energía renovable, quise enfocar mi trayectoria profesional en utilizar finanzas como un instrumento de impacto social positivo. Ahora mismo estoy trabajando en una asesoría financiera en Londres en proyectos de vivienda social, transporte, energía e infraestructura. 

Ruth: Invertir tiempo y esfuerzo en la temática de la Banca Ética me ha otorgado una nueva perspectiva en relación al mundo financiero. Quiero influenciar mi carrera profesional con los nuevos valores adquiridos, los cuales tengan en consideración la responsabilidad social, medioambiental y la fomentación de una economía sana. Actualmente trabajo en el sector bancario tradicional y espero poder aportar esta nueva perspectiva en mi operativa diaria.

.