La movilidad internacional ante el avance del COVID-19

Mariano de las Heras

Director del Postgrado en HR Global Mobility 

Coordinador académico y profesor en el Máster en Dirección de RRHH en las Organizaciones 

-

Nos han enseñado a gestionar el riesgo, pero no la incertidumbre y es ahora, en este preciso momento, cuando debemos tomar decisiones dentro de este entorno de incertidumbre nunca antes vivido. Sin duda, todo ello tiene un efecto muy marcado en los procesos de desplazamiento de personas.

Llevamos ya tiempo anunciando un nuevo cambio de paradigma en los procesos de Movilidad Internacional de Personas y que están impactando de forma muy significativa en los tradicionales modelos de expatriación, hacia nuevos modelos, que se podrían definir como el desplazamiento de personas por proyectos.

Aspectos relevantes como el denominado entorno VUCA, del que hemos oído hablar en más de una ocasión y que ahora, en este momento de crisis provocada por el denominado Covid-19, define claramente, la situación que estamos viviendo y que ha impactado muy directamente en la vida de las personas a nivel global y, en consecuencia, a los procesos de Movilidad Internacional tras las decisiones, muy estrictas, tomadas por numerosos Gobiernos que han llegado a decretar el Estado de Alarma o Emergencia Sanitaria imponiendo determinadas y concretas medidas de restricción, cierre de fronteras, confinamiento, etc,.

Esta situación caracterizada por un alto nivel de incertidumbre, nos genera el siguiente dilema: nos han enseñado a gestionar el riesgo, pero no la incertidumbre y es ahora, en este preciso momento, cuando debemos tomar decisiones dentro de este entorno de incertidumbre nunca antes vivido.

Sin duda, todo ello tiene un efecto muy marcado en los procesos de desplazamiento de personas y concretamente, en el concepto de “Duty of Care” (deber de Protección de la empresa como obligación moral y legal en relación con el cuidado y la protección de sus empleados en este caso desplazados).

Las empresas deben actuar con mucha celeridad y realizar un análisis que permita distinguir la situación concreta de cada destino, para valorar las circunstancias en que se encuentra cada una de las personas / equipos que tienen desplazados.

Normalmente las empresas tienen definidos y cuentan con planes de prevención y contingencia de RRHH, con los que poder dar respuesta a cualquier crisis o imprevisto. Sin embargo, la pandemia provocada por el Covid-19, con toda seguridad, ha alterado por completo todos estos procesos y planes de cobertura. Ante ello, varias recomendaciones:

  • Las empresas deben actuar con mucha celeridad y realizar un análisis que permita distinguir la situación concreta de cada destino, para valorar las circunstancias en que se encuentra cada una de las personas / equipos que tienen desplazados.
  • Es vital el mantener un contacto y apoyo permanente con cada uno de ellos, ya que en muchos países se han decretado estados de alarma o emergencia con las correspondientes limitaciones en movilidad y actividad empresarial, cuarentenas y restricciones de salida, por ello es muy necesario, en la medida de lo posible, esta comunicación.
  • El objetivo principal es poder valorar e identificar las medidas imprescindibles que permitan obtener las soluciones más eficaces con las que dar respuesta a la situación y necesidades de cada una de las ersonas desplazadas. Para ello, por un lado, deberán trabajar estrechamente y de forma coordinada los responsables de movilidad internacional de cada empresa con expertos y partners especializados que les asesoren y les den soporte ante las diferentes situaciones en cada destino.
  • Por otro lado, estar actualizados y al corriente de las recomendaciones y mensajes emitidos por las autoridades sanitarias, gubernamentales locales e internacionales, con el objetivo de actuar de forma coordinada y sincronizada, que permita poner en marcha y ejecutar eficazmente la solución más adecuada.

Toda esta situación nos obliga a reflexionar y tener en cuenta, más que nunca, que toda organización y o empresa, debe contar con perfiles profesionales con capacidad para gestionar, liderar y asumir, escenarios como el actual, que ha dado lugar a una situación de crisis global nunca vista, marcada por un alto nivel de incertidumbre y complejidad (VUCA).

Profesionales con competencias y habilidades que les permitan gestionar de forma integral y sincronizada, todos los aspectos que forman parte de un Plan de Movilidad Internacional con el objetivo de ayudar a tomar las decisiones y medidas necesarias, para asumir el compromiso y responsabilidad de la empresa, en cuanto a la obligación moral y legal de proteger a sus empleados desplazados, en un escenario de crisis sanitaria global, como el provocado por el Covid-19.

Tambien te puede interesar:

HR Global Mobility, el reto empresarial de 2020

.