Joan Cuevas: 'Mi propósito es transformar la sociedad y hacerla más igualitaria'

Joan Cuevas, licenciado en Ciencias Políticas y Máster en Políticas Públicas y Sociales de la UPF Barcelona School of Management. Actualmente es Jefe de Proyectos en la Fundación Jaume Bofill y cuenta con una amplia experiencia trasladando conocimiento científico a proyectos de políticas sociales y educativas. Cuevas es autor del libro "Factores de éxito y fracaso de la política que quiere cambiar la sociedad", publicado en marzo de 2019. También ha publicado varios artículos académicos relacionados con la evaluación de políticas públicas, políticas de juventud y sobre la relación entre la administración y el sector no lucrativo.

 

¿Por qué has elegido dedicar tu vida a la política educativa?

Pienso que la política en el siglo XXI debe ser fundamentalmente una herramienta de transformación social. Si la política no es capaz de transformar, perderá su sentido y su valor. Y la política educativa es un ámbito de gran oportunidad transformadora. La historia personal de cada uno de los ciudadanos está muy marcada por nuestros contextos, nuestra familia, nuestros orígenes. La política educativa es una gran herramienta para conseguir que ninguna persona fracase en su vida, que todos puedan tener oportunidades y aprovecharlas. Y la política educativa es clave para poder garantizar que nadie fracase, que todos tengan oportunidades y las pueda aprovechar. Tiene sentido para cada una de las personas, y tiene un gran sentido para la sociedad. Una sociedad donde todos tienen oportunidades, es una sociedad más próspera y más igualitaria.

¿Qué impacto social crees que tiene tu tarea en la Fundación Jaume Bofill?

A menudo hay problemas y necesidades sociales que requieren un cambio urgente y contundente de la política pública, pero no sabemos exactamente en qué consiste este cambio. Mi función en la Fundación es ir encontrando cuáles son las palancas de cambio y exactamente como hay que tocarlas. Actualmente mi aportación se centra mucho en tres palancas de cambio: qué políticas hay que impulsar para que la transformación de la práctica educativa sea efectiva a nivel de sistema educativo, qué políticas hay que impulsar para extender el tiempo educativo más allá del espacio estrictamente lectivo, y qué medidas hay que impulsar a nivel nacional y municipal para reducir la lacra de la segregación escolar, un fenómeno que está incrementando las desigualdades y haciendo que el conjunto de resultados educativos del sistema sean demasiado bajos. Sabemos que son tres ámbitos fundamentales para poder transformar la sociedad y hacerla más igualitaria, más capacitada, más crítica, más resiliente: mejor y más preparada para el futuro. Y estamos averiguando exactamente en qué consisten los cambios que hay que hacer.

¿Por qué en tu nuevo libro decides adentrarte en la capacidad transformadora de la política local?

La política, en el marco de la democracia, sólo tendrá sentido en el siglo XXI si es capaz de dar respuesta a las necesidades complejas de la sociedad. La política debe poder abordar de manera efectiva fenómenos como la emergencia climática, las grandes migraciones, las desigualdades económicas crecientes, la gran dificultad de acceder a la vivienda, la práctica desaparición de los puestos de trabajo rutinarios. Tenemos todos estos grandes fenómenos ante nosotros, y pretendemos hacerle frente con unas estructuras políticas y administrativas creadas hace más de 300 años. Gran parte de la fundamentación teórica de la administración pública actual se basa en la obra "Leviatán" de Thomas Hobbes, escrito en 1651! Ante esto tenemos claras palancas de cambio, tenemos recetas, herramientas y orientaciones efectivas y dotadas de evidencia. Y en cambio, a pesar de discursos y relatos en las campañas electorales, las políticas y las administraciones no cambian sustancialmente. El libro no sólo reflexiona sobre todo esto, sino que da orientaciones claras para directivos y políticos. El libro pues, se adentra en la capacidad transformadora de la política, especialmente la local, porque en los próximos años transformar no será una opción, no será una necesidad sobre la que hacer discursos. Hacer una política transformadora será una necesidad imperiosa.

.