Información para:

  • Masters
  • Postgrados
  • Cursos
  • Profesorado e investigación
  • Conoce la UPF-BSM

"El impuesto de patrimonio ha desaparecido de todos los países de la UE menos España"

15 Febrero - 2022
Barcelona

El 45% de toda la recaudación del impuesto de patrimonio del periodo 2014-2019 fue ingresada por contribuyentes residentes en Catalunya. La profesora de finanzas y contabilidad de la UPF Barcelona School of Management y experta en fiscalidad, Carmen Jover, comenta estas cifras y analiza el sentido de un impuesto que "desincentiva la creación de riqueza".

Catalunya paga el 45% del impuesto de patrimonio de todo el Estado español, ¿cuál es tu análisis?

Esta aportación tan desproporcionada se explica porque el impuesto sobre el patrimonio depende del patrimonio de las personas físicas y evidentemente la mayoría de este patrimon se concentra en Catalunya y Madrid. Y como Madrid aporta cero, es evidente que Catalunya, de toda la recaudación, aporta la gran mayoría. Se tiene que decir que este es un impuesto estatal cedido en las comunidades autónomas, por lo que esta recaudación se queda en Catalunya. Si Madrid tributara, este porcentaje bajaría mucho, pero como lo tienen bonificado aportan cero. Después de Catalunya quien más recauda es el País Vasco, València, Andalucía, Galicia y las Baleares. El Principado y el País Valencià son las más diligentes en el control de los cambios de domicilio fiscal ficticio.

Los tipos que imponen las comunidades autónomas son muy diferentes.

El Estado marca unos típos mínimos y después cada comunidad si puede lo modifica. El Gobierno central lo modificó en 2021 y oscila entre el 0,2% y el 3,5% de máximo a partir de 10.695.996 euros. Como Catalunya ya lo tenía modificado de hace más tiempo tenemos la suerte que estamos por debajo del umbral del Estado. Ahora tenemos del 0,21% al 2,75% y de hecho estamos por debajo otras comunidades.

Esperamos que en este año 2022 haya una reforma sobre todo de la fiscalidad autonómica y se prevé un tipo mínimo para evitar esta competencia fiscal.

Pero si se bonifica, es como suprimirlo.

Madrid no puede suprimir el impuesto, porque es estatal. Allí dejan los tipos que dice el Estado y aplican bonificaciones al 100%. Y esto puede provocar movimientos de personas, mudanzas fiscales, que buscan ahorrarse pagar.

¿El Estado puede hacer que las comunidades no lo puedan bonificar?

Esto es lo que se propondrá, seguramente, en la reforma fiscal que esperemos que salga. A final de mes la comisión de expertos publicará un informe al respecto, pero que en este informe se proponga no quiere decir que el Ministerio de Hacienda lo siga. Esperamos que en este año 2022 haya una reforma sobre todo de la fiscalidad autonómica y se prevé un tipo mínimo para evitar esta competencia fiscal.

¿Y a tu parecer crees que sería beneficioso que existiera?

Creo que se tendría que marcar un tipo mínimo y máximo obligatorios, porque este es un impuesto antiguo que no existe en ningún país de la Unión Europea y que es evidente que desincentiva la creación de patrimonio y motiva los cambios de domicilio fiscal. Creo que si se quiere que continue, porque es una fuente de recaudación, se tiene que poner unos mínimos y máximos.

Y provoca la competencia desleal entre comunidades autónomas.

Es muy diferente pagar 275.000 euros cada año a cero euros cada año.

¿En otros países europeos no existe?

Existía pero ha desaparecido en todos los países de la Unión Europea, el último a quitarlo fue Francia. En países europeos existe en Noruega y Suiza, precisamente dos países muy ricos. El impuesto de patrimonio ha desaparecido de todos los países de la UE menos España.

Este es un impuesto antiguo que no existe en ningún país de la Unión Europea y que es evidente que desincentiva la creación de riqueza y motiva los cambios de domicilio fiscal.

¿Cómo es que ha desaparecido?

El impuesto de patrimonio tiene una importante gestión censal, porque si sé el patrimonio, sé la renta. Pero la administración tributaria ahora tiene muchas posibilidades para conocer el patrimonio de los contribuyentes -catastro, información bancaria, etc.- por lo que ha perdido el sentido. Gracias a la evolución tecnológica y el control de la fiscalidad este impuesto ha quedado anticuado. Pero además es un impuesto que desincentiva la creación de riqueza.

Si se impone esta armonización, ¿puede llegado a afectar de manera significativa la recaudación para las comunidades?

Si se armoniza se tiene que cambiar la ley de cesión de tributos a las comunidades autónomas, porque cuentan con este impuesto. Se tiene que tocar la ley de financiación de las comunidades autónomas, también. No se puede quitar la recaudación de un impuesto sin compensarlo de alguna forma, las comunidades cuentan con este dinero. Para Catalunya es una cantidad muy importante, unos 500.000 millones de euros.

ODS Carmen Jover
NEWSLETTER UPF-BSM
Suscríbete para recibir nuestras noticias en tu correo electrónico