Agroalimentación y Sanidad: las dos caras de la Supply Chain durante el Covid19

La crisis sanitaria en la que estamos inmersos ha hecho tambalear los planes de muchas organizaciones a corto y medio plazo. Ante tal contratiempo, han sido las empresas con mayor capacidad de reacción y de reinvención las que han podido soportar mejor la situación. Así lo han diagnosticado Oriol Montanyà, responsable del área de Operaciones y Tecnología de la UPF BSM y Núria Piñol, Customer Facing Supply Chain Manager de Nestlé, ponentes del webinar del ciclo Rethinking Management sobre la cadena de suministros. 

“La Supply Chain surgió porque era preciso optimizar toda la cadena de suministros, desde la fabricación del producto hasta la entrega al cliente”, ha expuesto Piñol, que ha recordado que la logística tradicional pecaba de una visión “demasiado interna”. En cambio, la metodología moderna de la Supply Chain, ha matizado, aporta una visión externa que “identifica los requerimientos necesarios para responder a las peticiones de los consumidores”. 

Tanto Montanyà como Piñol han coincidido en la planificación de la demanda como una de las piezas esenciales de éxito de la cadena. Una variable que, en cierto modo, ha determinado el papel de las distintas cadenas de suministros en esta pandemia global. “Ha habido resultados desiguales en función del sector. El agroalimentario, por ejemplo, ha resistido bien, pero el sanitario ha sufrido mucho”, ha apuntado Montanyà, que ha añadido: “La causa que lo condiciona todo es la obsesión por el coste”.

En los últimos años, según el responsable del área de Operaciones y Tecnología de la UPF BSM, se han construido cadenas de suministros demasiado largas y estrechas, hecho que ha conllevado la reducción del nivel de existencias al mínimo. “El bajo nivel de stock se ha convertido en un fin en lugar de en una estrategia”, ha lamentado Montanyà. Sin embargo, este no es el único factor que ha contribuido al éxito o al fracaso de las distintas cadenas de suministros durante esta crisis:

  • Colaboración: Trabajar de forma conjunta ha sido claven en el éxito del sector agroalimentario, que ha apostado por priorizar las peticiones de los clientes y las demandas de las tiendas.
  • Visión global: Saber qué está pasando a lo largo de la cadena de suministros para actuar ante cualquier imprevisto.
  • Participación de expertos: Una tendencia establecida en el sector agroalimentario, pero prácticamente inexistente en el sanitario en los últimos años y que ha ralentizado la respuesta.
  • Anticipación: Mientras en Italia se producía un acopio de alimentación por miedo al desabastecimiento, España se anticipó y amplió el stock de determinados productos. Se evitó el colapso. Sin embargo, el sector sanitario no puso suficiente atención a lo que faltaba en China e Italia meses antes que el desabastecimiento llegase aquí. Se actuó tarde.
  • Innovación: Ante una situación imprevista como la actual, recurrir a métodos convencionales es inconcebible. Hay que aplicar aquello que nunca se había planteado antes.
  • Responsabilidad social corporativa: Aunque el coste ha sido siempre importante, en esta crisis la responsabilidad social ha sido primordial. 

Aunque en la “nueva normalidad” hay pocas certezas en las que anclarse, sí que se pueden prever la continuidad de ciertas tendencias que ya estaban en marcha. Una de las más destacadas durante esta pandemia ha sido la proximidad. “No se trata de cargarse la globalización, sino de poner en valor la proximidad y de funcionar con suministros estratégicos” ha expuesto Montanyà. 

La Customer Facing Supply Chain Manager de Nestlé ha destacado, también, la tecnología Big Data, la sostenibilidad y la inmediatez como factores principales de la Supply Chain del futuro. En este sentido, el ecommerce abre un abanico de posibilidades, ya que, como ha indicado Piñol, en esta crisis un “20% de los consumidores que nunca habían comprado online, lo ha hecho”. 

“En Occidente siempre hemos intentado modelizar el futuro y trabajar centrados en los objetivos previstos. En Oriente, en cambio, funcionan con el análisis y la reacción instantánea”, ha reflexionado Montanyà, citando el libro Conferencia sobre la eficacia, de François Julien. De este modo, y de acuerdo con ambos ponentes, serán la capacidad de reacción y la voluntad de innovación los retos a los que deberá aspirar la Supply Chain del futuro.

Más información

Ver el vídeo de la sesión online

Consulta la agenda de sesiones online

 

.