‘La mediación puede ser eficaz en casos de violencia de género’

Gener(and)o. Una guía para implementar la mediación en casos de violencia de género

Autoras: Sara Mendoza Martínez, Andrea Viejo Palacios y Anna Gimeno Mañosa

Programa: Máster en Mediación Profesional 

Premio UPF-BSM a mejor proyecto de género

El propósito

La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género prohíbe la mediación en casos de violencia de género. Pensamos que esa prohibición, además de ser paternalista, no ofrece una solución eficiente al problema social que supone. Tal y como alerta la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la violencia contra las mujeres y niñas constituye un problema de proporciones pandémicas”. Nos parece que la solución al conflicto hoy en día no se logra a través del sistema judicial tradicional. Por eso, consideremos necesario recurrir a otras vías de resolución de conflictos como es el caso de la mediación y cambiar la manera en la que actualmente se abordan estos casos. Apostamos por buscar maneras más pacificadoras de solución, y defendemos el uso de la mediación y la cultura de la mediación, no solo por sus posibles beneficios para víctima y agresor, sino también para la sociedad en su conjunto. A su vez, a través de este proceso queremos dotar a las mujeres víctimas de violencia de género de una herramienta más para poder salir de esa situación. De esta manera, realizamos este trabajo para dar voz a las eternas olvidadas de la historia, por las que no pudieron alzar la voz, por las que lo hacen y las que todavía no lo han hecho. Para que, en un futuro, trabajos como este logren una sociedad unida luchando contra la violencia de género y un ideal de sociedad igualitaria al que aspiramos.

 

El proyecto

Hemos diseñado las pautas a seguir en un proceso de mediación, adaptado a cada caso. Para ello, y englobándolo dentro de la cultura de la mediación, analizamos el contexto actual en lo que a violencia de género se refiere, la legislación vigente en la materia, y recogemos la opinión de especialistas que están en contacto con esta tipología de casos. Con el fin de que este proyecto pueda realmente llevarse a cabo, señalamos tres aspectos a tener en cuenta:

  • la estructura orgánica, es decir, de qué institución dependerá el proceso a fin de garantizar su durabilidad y funcionalidad.
  • la infraestructura y, por lo tanto, el espacio físico en el cual se puede llevar a cabo. Como en todo proyecto, también es importante estudiar qué recursos económicos se van a dedicar y de dónde provienen los mismos. A la vez, tenemos en cuenta la necesidad de crear una red de derivación de casos que sea recíproca entre personas mediadoras, entidades y cuerpos de seguridad del estado.
  • las especificidades que se han de llevar a cabo en la práctica: la formación y supervisión de las personas mediadoras, un procedimiento flexible según la casuística, el tratamiento de las partes y la configuración de un espacio libre de juicio.

Valor e impacto

El objetivo es conseguir realmente el desarrollo de nuevas políticas públicas en nuestra sociedad que ayuden a resolver los conflictos de violencia de género preservando al máximo el bienestar de las víctimas. Su impacto pretende ser global. No solo busca la creación de procesos específicos de mediación, sino crear un cambio en el sistema de resolución de conflictos para esta tipología de casos. Para evidenciar los beneficios de las propuestas, proponemos implementarlo de forma escalada, empezando a escala autonómica o en tribunales que apuesten por la mediación para elevarlo posteriormente a escala nacional y global.

Vuestro proceso personal

La violencia de género forma parte de nuestra sociedad, y en los últimos años es un conflicto que ha ganado visibilidad, lamentablemente porque cada día son más las mujeres asesinadas. A través del máster que hemos cursado nos hemos dado cuenta de los beneficios que la mediación puede aportar a esta tipología de casos, y creemos firmemente que estudiar la violencia de género y buscar nuevas vías para combatirla es altamente necesario, vías entre las cuales se encuentra la mediación, por su capacidad reparadora y sus múltiples técnicas.

Cabe decir que, cuando empezamos este proyecto, sabíamos que hay profesionales en contra y a favor de la mediación en casos de violencia de género, quienes la creen imposible y quienes resaltan sus beneficios. Es por ello que, mientras realizábamos este trabajo y escuchábamos diversos argumentos, hemos podido reforzar esa idea inicial de que sí que se puede mediar, porque las mujeres que han sido maltratadas también tienen que tener voz y ser las protagonistas de su proceso, que actualmente se centra en castigar al agresor. Por supuesto creemos que la vía punitiva es necesaria, pero también tenemos que dejar paso a nuevas herramientas que empoderen a la mujer víctima y responsabilicen a su victimario, siendo, al fin y al cabo, otra forma de instruir y educar en la problemática social de la violencia de género. Así pues, queremos ser parte de ese cambio necesario, integrar los valores de libertad, igualdad y justicia en el proceso que queremos que sea posible para los casos de violencia de género, y tal y como dijo Angela Davis, no estamos aceptando las cosas que no podemos cambiar, estamos cambiando las cosas que no podemos aceptar.

Próximo paso

Una de nuestras intenciones principales es presentar este trabajo al Concurso de ADR 2019/2020 y darle así una mayor visibilidad. Además, nos gustaría que el proyecto siguiese creciendo y que obtuviese la financiación necesaria para que nos permita la ampliación de su estudio y, en un futuro, su posible implementación. Consideramos que este proyecto es muy amplio y que solamente podrá ser aplicado a través de políticas públicas. Por ello entendemos que es necesario difundir el trabajo y sus beneficios con el fin de que pueda llegar a las personas adecuadas que consigan ver y crean en las posibilidades que entraña. Sin embargo, pese a vivir en una realidad conflictiva donde la mediación, más que nunca, es necesaria, parece que aún hay una cierta falta de confianza hacia este método de resolución de conflictos y, por ende, una importante carencia de financiación a proyectos como el que hemos desarrollado. De esta manera, logrando ampliar nuestro estudio no sólo lograríamos nuestro principal objetivo, sino también dar una mayor difusión a la mediación y mostrar campos donde los beneficios de su aplicación serían sustanciales.

Han dicho de él

“Es un trabajo innovador y valiente, las alumnas han pensado intervenciones mediadoras en un ámbito que aún es tabú en nuestra sociedad, dada la doble victimización que nuetro sistema judicial hace de las víctimas de violencia de género. Es un trabajo con una revisión crítica de la normativa vigente y propuestas técnicas para reflexionar y tener en cuenta”
Javier Wilhelm. Director del Máster en Mediación Profesional

Datos Prácticos

Nombre del proyecto: Gener(and)o. Una guía para implementar la mediación en casos de violencia de género

Año: 2019

Mentor: Javier Wilhelm

Descárgate el proyecto

Contactos:

- Sara Mendoza Martínez: saramendozamartinez@gmail.com

https://www.linkedin.com/in/saramenmar/

- Andrea Viejo Palacios: andreaviejo@telefonica.net

https://www.linkedin.com/in/andrea-viejo-palacios-904967168/

- Anna Gimeno Mañosa: Annagimeno18@gmail.com

.