La recuperación económica será verde o no será


Fàtima Vidal

Fàtima Vidal Ayuso
Profesora del Departamento de Business & Management Strategy UPF-BSM
Área de Estrategia y Emprendimiento

-

¿Los cambios hacia una economía más verde y sostenible están sustentados por Europa? ¿Hay fondos para premiar y fomentar estas acciones? La respuesta es que sí

recuperació econòmica verda

Hay una tendencia en el mercado actual a buscar ideas, proyectos o acciones sostenibles que no solo afecten al bienestar empresarial, sino también personal. ¿Pero estos cambios hacia una economía más verde y sostenible, acentuados a raíz de la pandemia, están sustentados por Europa? ¿Hay fondos para premiar y fomentar este tipo de acciones? La respuesta es que sí.

Desde la Unión Europea, mirando al futuro y analizando la posible recuperación de la crisis derivada del covid-19, solamente puede pensarse en una recuperación económica verde basada en la sostenibilidad. Por este motivo se han llevado a cabo distintos proyectos en los que el objetivo principal es conseguir que Europa sea un continente más sostenible, resiliente y justo.

Proyectos en clave verde

Uno de los principales proyectos en marcha actualmente es el Next Generation EU (NGEU), un instrumento excepcional que prevé ayudar a la recuperación económica de todo el continente destinando un total de 750.000 millones de euros. Este programa se estructura a partir de lo que se definió en el Pacto Verde Europeo, también conocido como European Green Deal, mediante el cual se prevé logar un continente climáticamente neutro en 2050 a partir de una serie de acciones centradas en fomentar la biodiversidad, la economía circular o las energías renovables, entre otros. De este plan, el Next Generation EU (NGEU), surgen otros dos grandes pactos: ReactEU y Mecanismos de Recuperación y Resiliencia.

Este último, al que se otorga casi el 90% del presupuesto total, es la apuesta de Europa para ayudar y promover un desarrollo sostenible en todo el continente al mismo tiempo que fomentar la recuperación económica. Con el objetivo de favorecer el crecimiento sostenible y de obtener resultados óptimos tanto para las personas como para el planeta, el pacto se estructura en cuatro dimensiones –todas ellas, interrelacionadas– citadas en la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible de 2020: sostenibilidad; medioambiente; productividad; y equidad y estabilidad macroeconómica.

Con el plan Next Generation EU se prevé lograr un continente climáticamente neutro en 2050 con acciones centradas a fomentar la biodiversidad la economía circular o las energías renovables

Según el instrumento Next Generation EU, como mínimo el 37% del presupuesto de los planes de recuperación y resiliencia de los países que forman la Unión Europea tendrá que responder a estos gastos relacionados con el clima y, por tanto, con el medio ambiente. Una cifra que supone una de las partidas más importantes y con mayor peso dentro de este fondo.

Por eso se prevé que, mediante este pacto, Europa se convierta en un continente más sostenible y resiliente para próximas generaciones sin dejar de lado los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas y trabajando siempre en una única dirección: el bienestar planetario y la sostenibilidad.

La sostenibilidad en España

A nivel español, se ha desarrollado el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que cuenta con un presupuesto de 72.000 millones de euros que provienen del proyecto Next Generation EU. Con este plan se prevé realizar hasta diez políticas tractoras con la finalidad de incidir en la transformación del tejido económico y social en ámbito español. Todo ello, sin olvidar las prioridades marcadas por Europa y que destinarán el 37% de su presupuesto a acciones sostenibles para la mejora el clima y del medio ambiente.

El plan de recuperación español se centra en la transición ecológica, la transformación digital, la igualdad de género y la cohesión social y territorial

Por lo que respecta al plan español, las cuatro líneas maestras que se plantean son la transición ecológica; la transformación digital; la igualdad de género y la cohesión social y territorial. De entre las diez políticas base, hay tres que se centran en el ámbito de la sostenibilidad y que establecen que:

  • El 12% de los recursos se destinarán a impulsar las infraestructuras y los ecosistemas resilientes
  • El 9% a posicionar estratégicamente el país como líder en la renovación energética
  • El 17% a la modernización y digitalización del ecosistema de las empresas enfocadas a industrias y a la economía circular

Al revisar las principales acciones que se llevaran a cabo durante los próximos años a nivel europeo y estatal, podemos afirmar que la recuperación económica, en gran parte, será verde. Como mínimo estará enfocada hacia la sostenibilidad con proyectos como Next Generation EU, European Green Deal o, incluso, siguiendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La característica común de todas estas iniciativas es la unidireccionalidad hacia un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.