Los tres grandes desafíos de los abogados tras el COVID-19

La crisis del Covid-19 ha tenido un fuerte impacto en la economía a nivel global y en prácticamente todos los sectores económicos. El sector legal no es una excepción. Los despachos de abogados han tenido que adaptarse a la situación, adoptar medidas de teletrabajo, modificar sus sistemas y procesos, y enfrentarse a la paralización de los juzgados mientras continúan con un elevado volumen de asuntos y un sustancial aumento de casos laborales y concursales.

Gonzalo Sivatte, Socio de Molins Defensa Penal y Eduard Grandío, alumni del Máster en Abogacía, trataron en esta sesión de analizar las consecuencias de la crisis del Covid-19 en el sector legal y los retos de futuro. ‘España es un país extremadamente judicializado con una tasa de litigiosidad de 133 asuntos por 1.000 habitantes que sigue siendo una de las más elevadas de la Unión Europea’. En 2019 aumentaron casi un 5% los asuntos ingresados en los órganos judiciales españoles, con un total de 6.279.302 casos.

El reto de los despachos de abogados es doble: por un lado, como servicio esencial, deben atender a sus clientes pese a tener sus negocios cerrados al público, muchos de los juicios y vistas suspendidos y un incremento sustancial de demandas. Y por otro, deben estar al día de los decretos legislativos no sólo en España sinó en cada país y dar respuesta con equipos multidisciplinares especializados en diferentes áreas de práctica y conocimientos.

Sivatte, en esta sesión, habló de los numerosos retos a los que debe enfrentarse el sector legal, retos hoy acentuados por la crisis del COVID. En este sentido hablo de tres grandes desafíos:

  • Nueva relación con el cliente. ‘El cliente ha cambiado mucho. Hoy es un cliente mucho más preparado y formado y busca un servicio que entienda su negocio y le añada valor’.

  • Apostar por la digitalización. ‘Es la gran deuda pendiente de los abogados pero ya no hay excusa. No basta ya con tener una web y un sistema de CRM. Hay que apostar por la digitalización y las legaltech (robot-lawyer, blockchain y inteligencia artificial)’

  • Trabajar la reputación de tu negocio. 'Es el momento de trabajar el Márqueting Jurídico y ofrecer un valor diferencial. Los abogados que quieran entrar y crecer en una firma de abogados deberán aportar además de su experiencia legal, capacidad comercial y conocimientos en márqueting de contenidos. Debe involucrarse en la proyección de marca del despacho'.

Sivatte señaló la necesidad de los abogados en formarse en aspectos tecnológicos y comerciales, pero también para estar al día de las tendencias y nuevas sentencias que les permitan actualizar sus conocimientos en derecho.

Más información

Ver el vídeo de la sesión en directo

Sigue nuestra agenda de Masterclass en directo

.