El Design Thinking, el verdadero valor para las empresas

La innovación se ha convertido en el motor más importante de transformación y crecimiento de las compañías. Cualquier negocio, grande o pequeño, se ha dado cuenta que ya no sólo puede vivir de reducir gastos e incrementar la eficiencia. Necesita crecimiento y para ello innovación y no únicamente a nivel de producto.

Hoy en día, tras el impacto de la tecnología y la globalización, las empresas demandan más que nunca metodologías y modelos que les ayuden a innovar. La innovación no puede dejarse a la inspiración, la fortuna o la genialidad de una persona o momento, sino que puede y debe trabajarse.

Entre estas metodologías se encuentra el Design Thinking que se ha erigido como un verdadero valor para las empresas por su eficacia en entender y dar soluciones a las necesidades reales de los usuarios.

¿Por qué el Design Thinking funciona?

El Design Thinking es una metodología para generar ideas innovadoras centrada en las necesidades de las personas desarrollando técnicas muy creativas que mezclan lo analítico y lo visual. Todo ello enfocado a un modelo de negocio proporciona las herramientas efectivas para la innovación y transformación de las empresas. Bet Matoses, experta en innovación y diseño de servicios en RocaSalvatella y profesora del postgrado en Design Thinking que imparte la UPF Barcelona School of Management, nos habla del valor del Design Thinking para las empresas.

Entender que satisfacer una necesidad del consumidor puede generar más oportunidades de negocio que una innovación tecnológica o de producto concreta es la clave para apostar por el Design Thinking. Grandes compañías como Apple, Coca-Cola, Procter&Gamble o IBM lo han hecho y ello les ha permitido superar a la competencia y situarse como líderes en el mercado. Hay que desaprender lo aprendido para centrarse únicamente en los consumidores y para ello hay que entender quiénes son, cómo se comportan y qué necesidades tienen. Comno ejemplo Bet Matoses nos habla del RACC y su nueva aplicación de Citytrips, que pone al alcance del cliente toda la oferta disponible de movilidad en la ciudad: motosharing, carsharing, bicicleta compartida y transporte público para que encuentre de forma rápida y eficaz la opción más conveniente en cada momento. ‘A través del Design Thinking el RACC entendió que la importancia no era ya gestionar vehículos sinó gestionar la movibilidad’.

Así el Desigh Thinking se aplica en las empresas para observar retos, detectar necesidades y, finalmente, encontrar soluciones efectivas asociadas a modelos de negocio concreto. Para ello el Design Thinking tiene 5 pasos elementales:

  • Investigar
  • Idear
  • Prototipar
  • Testar
  • Evaluar

También te puede interesar:

¿Por qué estudiar el Posgrado en Innovación y Design Thinking?

.