El deporte, en lucha por la emergencia climática

Esport sostenibilitat

Eloi Burriel
Profesor del Máster de Gestión Deportiva

El cambio climático pone en peligro nuestro planeta y las futuras generaciones. El deporte podría ser nuestro aliado para generar los cambios rápidos necesarios para luchar contra esta emergencia. Es capaz de unir, de orientar y de ser ejemplo de exigencia para seguir el camino que necesitaremos transitar en los próximos 10 años.

Tendremos que aunar los diferentes esfuerzos que han ido surgiendo y coordinarlos para formar un gran equipo planetario que se enfrente, de forma positiva, a la situación actual. Se tendrán que analizar las iniciativas de desarrollo sostenible y avanzar hacia una nueva ecología deportiva que nos lleve a competir con objetivos claros de lucha contra la emergencia climática.

La práctica del deporte, como toda actividad humana, requiere la utilización de recursos que pueden generar un impacto ambiental. ¿Será suficiente el introducir cambios que conlleven la mitigación del cambio climático? ¿O tendremos que generar otras prácticas e iniciativas que aporten un impacto positivo para restaurar el daño hecho?

Objetivos de desarrollo sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo. En 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual se establece un plan para alcanzar los ODS en 15 años.

Pero en la reunión sobre los ODS celebrada en 2019 se aprecia que el avance es demasiado lento para alcanzar los objetivos en el 2030. Por ello, los líderes mundiales solicitan un decenio de acción y resultados en favor del desarrollo sostenible, y prometen movilizar la financiación, mejorar la aplicación a nivel nacional y reforzar las instituciones para lograr los Objetivos en la fecha prevista, el año 2030, sin dejar a nadie atrás.

Bajo estas premisas el Secretario General de las Naciones Unidas pide que todos los sectores de la sociedad se movilicen a tres niveles: acción a nivel mundial para garantizar un mayor liderazgo, más recursos y soluciones más inteligentes con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible; acción a nivel local que incluya las transiciones necesarias en las políticas, los presupuestos, las instituciones y los marcos reguladores de los gobiernos, las ciudades y las autoridades locales; y acción por parte de las personas, incluidos la juventud, la sociedad civil, los medios de comunicación, el sector privado, los sindicatos, los círculos académicos y otras partes interesadas, para generar un movimiento imparable que impulse las transformaciones necesarias.

El Comité Olímpico Internacional anuncia un plan para erradicar los plásticos de un solo uso de la organización y sus eventos en todo el mundo

La ONU propone y da soporte al compromiso sectorial que tiene por objeto permitir una colaboración eficaz dentro de una industria, con el fin de mejorar la acción climática y para apoyar los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París. En este sentido ya ha puesto en marcha iniciativas de acción climática en colaboración con dos sectores: la industria de la moda y la comunidad deportiva.

El Comité Olímpico Internacional (COI) anuncia un plan para erradicar los plásticos de un solo uso de la organización y sus eventos en todo el mundo, y el apoyo a la campaña Mares Limpios por parte de siete grandes entidades deportivas y más de veinte Comités Olímpicos Nacionales.

Cada vez hay más inquietudes personales debido a la aceleración de fenómenos climáticos, y nacen algunos brotes verdes de iniciativas a nivel de personas concienciadas de deportistasorganizadores de eventosgestores de instalaciones, o Comité Olímpico Español. Y las Federaciones regionales, nacionales e internacionales prohíben botellines y su lanzamiento durante alguna carrera.

Las nuevas tecnologías, las redes sociales y los medios de comunicación se hacen eco de esta nueva moda y los ayuntamientos, diputaciones, gobiernos regionales y nacionales se ven en la necesidad de generar proyectos para combatir una nueva realidad preocupante para todo ciudadano.

Aun así, la exigencia y la velocidad de cambio que exige el actual escenario necesitarían ser como las de una competición.

El Deporte un modelo a seguir para combatir contra la emergencia planetaria

El deporte tiene capacidad de liderar, de generar cambios e incluso puede hacerlo por encima de las distintas opiniones políticas. No es algo nuevo; tenemos el ejemplo del mandatario sudafricano Nelson Mandela. Su frase: “El deporte tiene el poder de transformar el mundo” y, sobre todo, su actuación es un modelo a seguir.

El deporte puede y debe ser nexo de unión en algo tan importante como la lucha contra el cambio climático, en un momento que se está bordeando el punto de no retorno para nuestro planeta

Debemos aprovechar al máximo su posibilidad de ofrecer espectáculo, alegría y sentimiento de equipo para formar a líderes, seguidores, empresas y deportistas en el desarrollo sostenible.

El deporte puede y debe ser nexo de unión en algo tan importante como la lucha contra el cambio climático, en un momento que se está bordeando el punto de no retorno para nuestro planeta.

Nuestra mejor marca está por venir

Como cualquier deportista creemos que aún podemos conseguir nuestra mejor marca o jugar nuestro mejor partido. Como seres humanos tenemos la capacidad de crear eventos que puedan restaurar zonas, de hacer maratones de residuos, de caminar hacia la transición energética, de convencer a los no convencidos, de gestionar bien, de acciones que ayuden a la supervivencia de nuestra especie y de otras especies.

Es la hora de pasar a la acción con líderes que nos ayuden a competir para conseguir nuestra mejor marca, quizás no la mejor del planeta, pero sí la mejor para el planeta.