El Director General de la UPF-BSM lidera una sesión sobre las alianzas universitarias europeas: "Cuando se hacen bien, pueden ser palancas de cambio"

European Alliances

El Director General de la UPF Barcelona School of Management (UPF-BSM), José M. Martínez-Sierra, ha moderado la sesión "Are alliances a friend or enemy of the fight against existing hierarchies within higher education?", celebrada este martes en el marco de la cumbre de universidades europeas organizada por la Times Higher Education (THE) y la Universidad Pompeu Fabra (UPF). 

Junto al Dr. Martínez-Sierra, el panel lo han conformado Peter Duisenberg, Presidente de la Universiteiten van Nederland; Carina Mallard, Vicerrectora de Investigación de la Universidad de Gotemburgo; Sarah Springman, Directora del St. Hilda's College, de la Universidad de Oxford; y Ksenija Vidma Horvat, Vicerrectora de Estudio y Asuntos de los Estudiantes de la Universidad de Liubliana. El Director General de la UPF-BSM ha marcado las tres grandes ideas que han guiado el panel: el hecho de que solamente el 5% de las universidades europeas formen parte de una alianza; cómo funcionan los centros que forman parte de ese 5%; y el papel de los ránkings académicos en la conformación de las alianzas. 

Aunque solamente el 95% de las universidades europeas pertenecen a una alianza respaldada por la UE, los panelistas han coincidido que las alianzas son claves para la competitividad a nivel global

"El 95% de las instituciones universitarias europeas no forman parte de ninguna alianza respaldada por la UE", ha indicado Martínez-Sierra, que ha preguntado a los ponentes cómo deberían las alianzas construir su legitimidad. "Las alianzas pueden cambiar el panorama de la enseñanza superior europea", ha reflexionado el Presidente de la Universiteiten van Nederland, que ha defendido que el 5% de las universidades restantes "están sirviendo como una palanca de cambio". "Las alianzas son claves para la competitividad global", ha sentenciado. 

Alianzas multilaterales

Con esta constatación, los panelistas se han planteado que han supuesto estas alianzas universitarios a lo largo de los años. Todos han coincidido en decir que son y pueden seguir siendo un factor de cambio para impulsar la cooperación en el ámbito de la educación europea, como ya lo fue la reforma Bolonia. "Para que las alianzas tengan éxito, deben ser multilaterales", ha expresado Ksenija Vidmar Horvat, Vicerrectora de la Universidad de Liubliana. "Cuánto más diverso sea un espacio como este, más aprenderemos los unos de los otros. Hay mucho espacio para investigar", ha añadido. 

En este sentido, los representantes universitarios han compartido la idea de que las alianzas no están impulsadas por rankings, sino por valores, proyectos y experiencias exitosas compartidas. "Mientras apostamos por las estrategias que ya conocemos, podemos hacer que la realidad del mercado nos permita aumentar la diversidad", ha expuesto la Directora del St. Hilda's College, que ha puesto como ejemplo lo que hacen en EUTOPIA –red en la que está adscrita la Universitat Pompeu Fabra. "Nuestros miembros pueden crear redes de investigación con personal interno, pero también pueden añadir participantes externos", ha desarrollado la Dra. Springman. 

"Para que las alianzas tengan éxito, deben ser multilaterales: cuánto más diverso sea un espacio como este, más aprenderemos los unos de los otros"

Uno de los aspectos que ha generado mayor debate ha sido el de los ránkings académicos. "¿Han sido un elemento clave o han supuesto una barrera en la consecución de alianzas europeas?", ha planteado Martínez-Sierra. "No hay nada en contra de medir las cosas, de los ránkings", ha explicado Duisenberg, aunque ha matizado que es importante "medir las cosas de forma correcta". 

Alianzas como seña de identidad

Por su parte, la Vicerrectora de Investigación de la Universidad de Gotemburgo ha considerado que las alianzas "están contribuyendo a deconstruir el sistema de ránkings, pero también a la reorganización de la enseñanza superior, generando identidades institucionales híbridas". "EUTOPIA, por ejemplo, es un valioso marcador de identidad", ha explicitado. 

"Las alianzas están contribuyendo a deconstruir el sistema de ránkings, pero también a la reorganización de la enseñanza superior, generando identidades institucionales híbridas"

En este sentido, los panelistas han acordado que los ránkings deberían adaptarse a lo que las universidades quieren hacer y a cómo quieren hacerlo. "No queremos renunciar a la noción de excelencia, queremos renunciar a la idea de la medición, ya que a menudo no responde a nuestros valores como instituciones de educación superior", ha indicado Mallard. 

Semana Mundial de la Educación Superior

"Iniciativas como la cumbre Times Higher Education  son cruciales para entender las diferentes personalidades y necesidades de las universidades europeas, así como para aumentar la conciencia global del fundamental papel que tenemos a la hora de promover y desarrollar el bienestar planetario", ha manifestado el Rector de la Universitat Pompeu Fabra, Oriol Amat. "Estos dos días han sido una gran oportunidad para pensar en el futuro, a corto, medio y largo plazo, de la educación superior europea", ha celebrado.

La cumbre, organizada con el apoyo de la UPF-BSM, está vinculada a la Conferencia Mundial de Educación Superior 2022 de la UNESCO, que se celebra una vez cada diez años y que, por primera vez, será en Barcelona. En el marco de esta conferencia, el próximo 19 de mayo, la UPF-BSM acogerá el debate "Democracia, justicia e igualdad: un diálogo entre España y América Latina", que contará con la participación del Ministro de Universidades, Joan Subirats, y de la Alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, entre otros.