"Veo un futuro en el que se integre totalmente la conciliación sin entrar en cuestiones de género"

Mónica Silva
Directora Santander Private Banking. Coach
Alumni MBA (2004-2005)

Alumni entrevista Mónica Silva

¿Por qué escogiste dedicar tu vida profesional al sector de la banca?

Mónica Silva: Siempre he tenido una gran influencia de mis padres por el mercado financiero y, concretamente, por los fondos de inversión. Recuerdo a mi padre, cuando yo tenía 14 años, dándome un libro de Caja Madrid sobre fondos de inversión y decirme: ¡estúdiatelo bien!

Cuando estudié la carrera de Ciencias Económicas y Empresariales en la Universitat Pompeu Fabra, la parte de mercados y el profesorado me encantó, así como las prácticas de bolsa que hicimos en el ático del edificio del Banco Sabadell.

Tuve un pequeño conato de querer conocer el mundo de la consultoría y auditoría, pero claramente mi perfil era más dinámico y comercial, aún teniendo una vocación muy técnica. Estuve haciendo prácticas de verano en Caixa Girona durante dos años, así como en una empresa donde comercializábamos fondos de inversión americanos. Por ello, cuando surgió la oportunidad de entrar en Banco Santander no quise desaprovecharla. En la entrevista de selección expresé muy claramente mi vocación por estar en un departamento relacionado con los mercados financieros y una vez ya habiendo entrado en el Banco, tuve la gran suerte de que se creó el departamento de Banca Privada en la cual me incorporé y casi ¡hasta hoy!

Ha sido una carrera muy intensa y de esfuerzo incesante, pero también de un gran aprendizaje profesional y personal del cual me siento muy orgullosa por mi posición directiva en una entidad de referencia mundial

Han pasado 25 años y he desarrollado distintos cargos de responsabilidad tanto en Banca Privada como en Banca Personal, aprendiendo del mundo de la Banca Comercial y de la Banca Privada. Ha sido una carrera muy intensa y de esfuerzo incesante, pero también de un gran aprendizaje profesional y personal del cual me siento muy orgullosa por mi posición directiva en una entidad de referencia mundial como es Banco Santander. Visto el paso de los años, no me arrepiento de mi decisión porque gracias a mi desarrollo directivo en Santander, el Banco me ha brindado la oportunidad de estar en mentoría y coaching y transmitir mi experiencia, conocimiento y habilidades a otras personas, lo cual me es muy gratificante.

¿Cuáles crees que son las barreras más comunes y difíciles que encuentran las mujeres en los roles directivos? ¿Cuáles son los retos a los que se enfrentarán los próximos años?

M.S.: Como he comentado, llevo 25 años en Banca, un sector históricamente "de pocas mujeres" y en el que no negaré que me ha sido complicado, sobre todo en los primeros tiempos, siendo mujer joven de 22 años cuando empecé, dando soporte técnico y comercial a directores "hombres y mayores", pero también creo que eso me ha servido para luchar y hacerme un lugar, que me ha permitido tomar responsabilidades importantes en mi entidad, poder dirigir tanto a hombres como a mujeres dando las mismas oportunidades a ambos géneros y fomentándolo.

Esta cultura es la que considero que debe imperar y que es mi responsabilidad como mujer hacerlo para allanar el camino a las generaciones actuales y futuras de mujeres. En el caso concreto de mi entidad, tenemos la suerte y el ejemplo de nuestra presidenta, Ana Botín.

También pienso que en algunos casos las mujeres nos ponemos nuestras propias barreras, y que somos las responsables de hacernos valer, hablar claro y luchar por nosotras mismas. Nos falta corporativismo bajo mi punto de vista, ayudarnos más entre nosotras y ser más políticas, no querer hacerlo siempre todo perfecto y pensar más allá, con visión y perspectiva. Con personalidad y seguridad en ti misma, considero que puedes hacerte un hueco en el rol directivo.

No negaré que me ha sido complicado, sobre todo los primeros tiempos, siendo una mujer joven que daba soporte técnico y comercial a directores "hombres y mayores"

Yo veo un futuro en el que podamos hablar simplemente de profesionales preparados, no de hombres y de mujeres, y donde se integre totalmente la conciliación con responsabilidad, en un entorno altamente digital, y donde nos concienciemos todos, hombres y mujeres, que podemos colaborar de manera consensuada en el hogar y en el trabajo, para permitir un equilibrio que impulse al profesional sin entrar en condiciones de género. En mi opinión, es una cuestión que deben abordar y trabajar tanto hombres como mujeres en colaboración.

Como coach y mentora en programas dirigidos a mujeres, ¿qué consejos lanzarías a las mujeres que se plantean avanzar hacia posiciones directivas o a emprender sus propios proyectos?

M.S.:Que crean en ellas mismas, en sus propias habilidades, que se conozcan bien y trabajen sus áreas de desarrollo, que tengan claras sus metas o deseos y que luchen día a día por ellos, gestionando la brecha existente entre el presente y el futuro deseado, para que les conduzca a la acción y al cambio.

También que se relacionen, se expongan y, sobre todo, que tengan un equilibrio sostenible y saludable en su vida, para estar bien y poder dar la máxima energía que requiere la superación profesional y personal... al menos eso es lo que hago en mis sesiones de mentoring y coaching.