Educación poscovid, más peso en la digitalización

innovació docent

Sònia Sánchez Canut
Directora del Departamento Innovación Docente
 

Un año después del inicio de la pandemia de covid-19 y del uso intensivo generalizado de las tecnologías digitales para asegurar la continuidad lectiva en los centros educativos, hay un gran interés en anticipar los escenarios de futuro en educación y valorar el alcance de las transformaciones vividas.

El futuro de los modelos híbridos de docencia

En el Horizon Report 2021 sobre docencia en educación superior que acaba de publicar Educause, se identifica la adopción generalizada de modelos híbridos de aprendizaje como gran tendencia tecnológica de futuro. También se habla sobre ello de forma extensa en The hybrid campus. Three major shifts for the post-COVID university, así como en múltiples espacios de debate y reflexión compartida que tiene lugar en la comunidad educativa.

La pandemia ha contribuido a acelerar la adopción de tecnologías digitales en el aula y la puesta en práctica de iniciativas que, de otro modo, habrían tardado más tiempo en introducirse

Precisamente una de las transformaciones que hemos vivido el último año gira en torno al mismo término de docencia o de modalidad híbrida. Si hasta marzo de 2020 el término "aprendizaje híbrido" o "modalidad híbrida de impartición" se entendía como una modalidad semipresencial que combinaba en diferente medida actividades presenciales y virtuales, síncronas y asíncronas; hoy, el término designa a menudo la convivencia sincrónica de grupos presenciales y grupos remotos que se ha generalizado en todas partes y que ha supuesto importantes inversiones tecnológicas y de instalación audiovisual en las aulas. 

La forma e intensidad con la que cada institución educativa, una vez superada la fase de emergencia, transicionará hacia contextos híbridos de docencia y aprendizaje impactarán seguro en la redefinición e interpretación del término, que puede ser detonante de procesos de transformación profundos y con un alto componente de digitalización. 

Docencia híbrida en el curso 20/21

En la UPF Barcelona School of Management la adaptación de la docencia presencial a un enfoque híbrido sincrónico nos ha permitido garantizar en el curso 20/21 la continuidad lectiva, el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria y las limitaciones de aforo establecidas para la educación superior. 

La inversión en instalación tecnológica y audiovisual en todas las aulas, la preparación del profesorado, la adaptación de procesos de apoyo y acompañamiento y la diversidad de recursos movilizados se han focalizado en ofrecer una experiencia de aprendizaje inmersiva y fluida, tanto para los estudiantes que han podido estar en el aula como los que, en ciertos momentos, se han conectado en remoto. 

La duración y estructura de las sesiones lectivas, la gestión y dinamización en el aula presencial/remota, la participación, la gestión del trabajo en grupo o las oportunidades de aprendizaje informal se han visto impactadas por el nuevo contexto y han mostrado la necesidad de repensar los usos del tiempo y de la tecnología educativa, las estrategias de enseñanza y aprendizaje y las formas de evaluación. 

Este enfoque híbrido transversal permitirá disponer de una programación más flexible y con una mayor penetración internacional

Se ha dado, pues, la situación de que la pandemia ha contribuido a acelerar la adopción de tecnologías digitales en el aula y la puesta en práctica de iniciativas de innovación docente que, de otro modo, habrían tardado más tiempo en introducirse. Como resultado, las instituciones educativas de educación superior tienen ahora más que nunca la oportunidad de impulsar proyectos de transformación que favorecen la flexibilidad y personalización del aprendizaje en un contexto más global e interconectado. 

El contínuum de e-learning de la UPF-BSM

En este sentido, en la UPF-BSM prevemos que, de ahora en adelante, el diseño de las experiencias de aprendizaje deberán realizarse con un enfoque híbrido que cruzará transversalmente todas las modalidades de aprendizaje de nuestra programación y que contemplará reequilibrios entre los espacios físicos y digitales, entre la sincronía y la asincronía, entre el trabajo personal y el trabajo cooperativo y en los usos del tiempo dentro y fuera del aula. Se tratará, pues, de enriquecer todas las modalidades del contínuum con la mejor combinación de estos elementos y de las tecnologías digitales para favorecer un aprendizaje más profundo, personalizado y transferible. 

Una expresión de este enfoque híbrido transversal se refleja en el contínuum d’e-learning de la UPF-BSM que muestra la Figura 1.

Contínuum d’e-learning de la UPF Barcelona School of Management.
Contínuum d’e-learning de la UPF Barcelona School of Management.

Este enfoque híbrido transversal permitirá disponer de una programación más flexible y con una mayor penetración internacional porque podrá adaptarse más fácilmente a los requerimientos actuales de formación profesionalizadora y a las necesidades de aprendizaje de nuestros estudiantes y de las organizaciones en las que trabajan o aspiran a trabajar. 

Competencia digital

Garantizar el desarrollo avanzado de la competencia digital del profesorado será clave para triunfar en las iniciativas de transición hacia contextos híbridos de aprendizaje porque la introducción de tecnologías educativas es efectiva solo en la medida que el profesorado entiende por qué y cómo utilizarlas.

Así, las iniciativas de formación en competencias digitales del profesorado que estamos intensificando en la UPF-BSM no solo tienen presente la aplicación pedagógica de las tecnologías digitales o los aspectos éticos y de seguridad, sino que profundizan también en el desarrollo de la competencia digital de los estudiantes. Este aspecto es importante si tenemos presente que uno de los objetivos competenciales de la misión de la escuela es formar a profesionales que lideren organizaciones en entornos rápidamente cambiantes y crecientemente digitales.